Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

El Mal de Chagas o enfermedad de Chagas.

659 Vistas

Se calcula que entre 8 y 11 millones de personas en México, Centroamérica y Suramérica tienen la enfermedad de Chagas. La mayoría de ellas no saben que están infectadas.

Se trata de una zoonosis generalizada producida por el trypanosoma cruzi, limitada a América Central y del Sur; Brasil, Bolivia, Venezuela y Chile, que son los países más afectados.

Compromete de un modo esencial a la población rural. De bajo estrato social. Y está directamente relacionada con la pobreza y la insalubridad.

Las viviendas de adobe, con abundantes grietas, piso de tierra, techo de paja y mala iluminación, constituye un hábitat adecuado para los insectos transmisores.

Cualquiera sea su localización, lo hace en forma de manchas geográficas bien delimitadas dentro de un mismo país. Se registran entre 15 y 20 millones de casos y se producen unas 50.000 muertes al año.

La enfermedad es vehiculizada por insectos vectores de la familia de los triatómidos, siendo el más importante de ellos el Triatoma infestans (Vinchuca), que habitan en las grietas de las viviendas rurales precarias.

Los triatomas se infectan al ingerir sangre de mamíferos con T. cruzi. Estos se reproducen en el intestino del triatoma.

Al picar para obtener sangre, los vectores defecan y eliminan los tripanosomas. Estos penetran en la piel a través de la herida de la picadura, por rascado o mucosas (conjuntiva del ojo).

Cuadro clínico:  En esta enfermedad alrededor del 60% de las personas infectadas no presentan síntomas.

En la evolución de la enfermedad de Chagas pueden distinguirse los siguientes períodos:

Período Agudo: Se calcula que en las áreas de mayor prevalencia se sólo se diagnostica alrededor del 1% de los casos en la fase aguda de la enfermedad. En la inmensa mayoría de los casos pasa inadvertida. La fase aguda es muy rara en los adultos. En el 70% de los casos, o más, afecta a los niños menores de 10 años.

La duración del período de incubación se calcula entre 4 y 12 días. La forma de comienzo más frecuente de la fase aguda estriba en el llamado signo de Romaña. Este consiste en una conjuntivitis en un solo ojo acompañada de hinchazón de los párpados, de consistencia firme y color violáceo, y afectación de ganglios regionales ubicados delante de la oreja. Desde el principio existe fiebre continua de 38º – 40º, acompañada de agrandamiento del hígado.

Período Crónico: En ocasiones la enfermedad adquiere un curso prolongado, especialmente en los adultos, siendo la afectación cardíaca el rasgo predominante.

La afección cardíaca chagásica tarda varios años en manifestarse clínicamente. A menudo lo hace sin que existan antecedentes aparentes de enfermedad aguda, pero otras, surge después de una forma aguda, seguida de varios años de aparente curación. Representa la causa más común de insuficiencia cardíaca y muerte súbita en las zonas endémicas de Sudamérica. Las lesiones y sus manifestaciones guardan estrecha relación con la duración de la infección. Generalmente adoptan la forma de una insuficiencia cardíaca y de arritmias.

A nivel gastrointestinal, las lesiones clásicas de la enfermedad de Chagas son el megacolon. (agrandamiento del colon, el cual primero aumenta en longitud y luego en tamaño, pudiendo causar constipación) y el megaesófago (agrandamiento del esófago, que puede ocasionar dificultad y/o dolor al tragar).

Tratamiento

Los dos medicamentos que actualmente existen en el mercado son el Nifurtimox y el Benznidazol.

Existe unanimidad de criterios en cuanto a la aplicación inmediata de estos medicamentos en la fase aguda de la enfermedad. Ello no ocurre en lo que refiere a la fase crónica de la enfermedad, donde algunos autores tienen sus dudas en cuanto a la eficacia de su administración.  Sobre todo teniendo en cuenta la posibilidad, nada despreciable, de que aparezcan efectos secundarios.

Una dolorosa infección por consumir carne de cerdo:

Articulos relacionados